Original Verse:
Hechos de los Apóstoles Chapter 27 Verse 1Cuando se decidió que habíamos de navegar para Italia, entregaron a Pablo y a algunos otros presos a un centurión llamado Julio, de la compañía Augusta.

Reference Verses:
Hechos de los Apóstoles Chapter 10 Verse 1Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana,
Hebreos Chapter 13 Verse 24Saludad a todos vuestros pastores, y a todos los santos. Los de Italia os saludan.
Hechos de los Apóstoles Chapter 28 Verse 16Cuando llegamos a Roma, el centurión entregó los presos al prefecto militar, pero a Pablo se le permitió vivir aparte, con un soldado que le custodiase.
Hechos de los Apóstoles Chapter 23 Verse 17Pablo, llamando a uno de los centuriones, dijo: Lleva a este joven ante el tribuno, porque tiene cierto aviso que darle.
Mateo Chapter 8 Verse 5-10 [5] Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, [6] y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. [7] Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. [8] Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente dí la palabra, y mi criado sanará. [9] Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis órdenes soldados; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. [10] Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.
Lucas Chapter 7 Verse 2Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo y a punto de morir.
Hechos de los Apóstoles Chapter 21 Verse 32Este, tomando luego soldados y centuriones, corrió a ellos. Y cuando ellos vieron al tribuno y a los soldados, dejaron de golpear a Pablo.
Hechos de los Apóstoles Chapter 27 Verse 11Pero el centurión daba más crédito al piloto y al patrón de la nave, que a lo que Pablo decía.
Hechos de los Apóstoles Chapter 27 Verse 43Pero el centurión, queriendo salvar a Pablo, les impidió este intento, y mandó que los que pudiesen nadar se echasen los primeros, y saliesen a tierra;
Hechos de los Apóstoles Chapter 24 Verse 23Y mandó al centurión que se custodiase a Pablo, pero que se le concediese alguna libertad, y que no impidiese a ninguno de los suyos servirle o venir a él.
Hechos de los Apóstoles Chapter 10 Verse 22Ellos dijeron: Cornelio el centurión, varón justo y temeroso de Dios, y que tiene buen testimonio en toda la nación de los judíos, ha recibido instrucciones de un santo ángel, de hacerte venir a su casa para oír tus palabras.
Hechos de los Apóstoles Chapter 22 Verse 26Cuando el centurión oyó esto, fue y dio aviso al tribuno, diciendo: ¿Qué vas a hacer? Porque este hombre es ciudadano romano.
Mateo Chapter 27 Verse 54El centurión, y los que estaban con él guardando a Jesús, visto el terremoto, y las cosas que habían sido hechas, temieron en gran manera, y dijeron: Verdaderamente éste era Hijo de Dios.
Lucas Chapter 23 Verse 47Cuando el centurión vio lo que había acontecido, dio gloria a Dios, diciendo: Verdaderamente este hombre era justo.
Hechos de los Apóstoles Chapter 19 Verse 21Pasadas estas cosas, Pablo se propuso en espíritu ir a Jerusalén, después de recorrer Macedonia y Acaya, diciendo: Después que haya estado allí, me será necesario ver también a Roma.
Hechos de los Apóstoles Chapter 23 Verse 11A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.
Romanos Chapter 15 Verse 22-29 [22] Por esta causa me he visto impedido muchas veces de ir a vosotros. [23] Pero ahora, no teniendo más campo en estas regiones, y deseando desde hace muchos años ir a vosotros, [24] cuando vaya a España, iré a vosotros; porque espero veros al pasar, y ser encaminado allá por vosotros, una vez que haya gozado con vosotros. [25] Mas ahora voy a Jerusalén para ministrar a los santos. [26] Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén. [27] Pues les pareció bueno, y son deudores a ellos; porque si los gentiles han sido hechos participantes de sus bienes espirituales, deben también ellos ministrarles de los materiales. [28] Así que, cuando haya concluido esto, y les haya entregado este fruto, pasaré entre vosotros rumbo a España. [29] Y sé que cuando vaya a vosotros, llegaré con abundancia de la bendición del evangelio de Cristo.
Génesis Chapter 50 Verse 20Vosotros pensasteis mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida a mucho pueblo.
Salmos Chapter 33 Verse 11 El consejo de Jehová permanecerá para siempre; Los pensamientos de su corazón por todas las generaciones.
Salmos Chapter 76 Verse 10 Ciertamente la ira del hombre te alabará; Tú reprimirás el resto de las iras.
Proverbios Chapter 19 Verse 21 Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; Mas el consejo de Jehová permanecerá.
Lamentaciones Chapter 3 Verse 27 Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su juventud.
Daniel Chapter 4 Verse 35Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?
Hechos de los Apóstoles Chapter 16 Verse 10-17 [10] Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio. [11] Zarpando, pues, de Troas, vinimos con rumbo directo a Samotracia, y el día siguiente a Neápolis; [12] y de allí a Filipos, que es la primera ciudad de la provincia de Macedonia, y una colonia; y estuvimos en aquella ciudad algunos días. [13] Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido. [14] Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. [15] Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Señor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos. [16] Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. [17] Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.
Hechos de los Apóstoles Chapter 20 Verse 5-15 [5] Estos, habiéndose adelantado, nos esperaron en Troas. [6] Y nosotros, pasados los días de los panes sin levadura, navegamos de Filipos, y en cinco días nos reunimos con ellos en Troas, donde nos quedamos siete días. [7] El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche. [8] Y había muchas lámparas en el aposento alto donde estaban reunidos; [9] y un joven llamado Eutico, que estaba sentado en la ventana, rendido de un sueño profundo, por cuanto Pablo disertaba largamente, vencido del sueño cayó del tercer piso abajo, y fue levantado muerto. [10] Entonces descendió Pablo y se echó sobre él, y abrazándole, dijo: No os alarméis, pues está vivo. [11] Después de haber subido, y partido el pan y comido, habló largamente hasta el alba; y así salió. [12] Y llevaron al joven vivo, y fueron grandemente consolados. [13] Nosotros, adelantándonos a embarcarnos, navegamos a Asón para recoger allí a Pablo, ya que así lo había determinado, queriendo él ir por tierra. [14] Cuando se reunió con nosotros en Asón, tomándole a bordo, vinimos a Mitilene. [15] Navegando de allí, al día siguiente llegamos delante de Quío, y al otro día tomamos puerto en Samos; y habiendo hecho escala en Trogilio, al día siguiente llegamos a Mileto.
Hechos de los Apóstoles Chapter 21 Verse 1-18 [1] Después de separarnos de ellos, zarpamos y fuimos con rumbo directo a Cos, y al día siguiente a Rodas, y de allí a Pátara. [2] Y hallando un barco que pasaba a Fenicia, nos embarcamos, y zarpamos. [3] Al avistar Chipre, dejándola a mano izquierda, navegamos a Siria, y arribamos a Tiro, porque el barco había de descargar allí. [4] Y hallados los discípulos, nos quedamos allí siete días; y ellos decían a Pablo por el Espíritu, que no subiese a Jerusalén. [5] Cumplidos aquellos días, salimos, acompañándonos todos, con sus mujeres e hijos, hasta fuera de la ciudad; y puestos de rodillas en la playa, oramos. [6] Y abrazándonos los unos a los otros, subimos al barco y ellos se volvieron a sus casas. [7] Y nosotros completamos la navegación, saliendo de Tiro y arribando a Tolemaida; y habiendo saludado a los hermanos, nos quedamos con ellos un día. [8] Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él. [9] Este tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban. [10] Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo, [11] quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles. [12] Al oír esto, le rogamos nosotros y los de aquel lugar, que no subiese a Jerusalén. [13] Entonces Pablo respondió: ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, mas aun a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús. [14] Y como no le pudimos persuadir, desistimos, diciendo: Hágase la voluntad del Señor. [15] Después de esos días, hechos ya los preparativos, subimos a Jerusalén. [16] Y vinieron también con nosotros de Cesarea algunos de los discípulos, trayendo consigo a uno llamado Mnasón, de Chipre, discípulo antiguo, con quien nos hospedaríamos. [17] Cuando llegamos a Jerusalén, los hermanos nos recibieron con gozo. [18] Y al día siguiente Pablo entró con nosotros a ver a Jacobo, y se hallaban reunidos todos los ancianos;
Hechos de los Apóstoles Chapter 25 Verse 12Entonces Festo, habiendo hablado con el consejo, respondió: A César has apelado; a César irás.
Hechos de los Apóstoles Chapter 25 Verse 25Pero yo, hallando que ninguna cosa digna de muerte ha hecho, y como él mismo apeló a Augusto, he determinado enviarle a él.
Hechos de los Apóstoles Chapter 27 Verse 6Y hallando allí el centurión una nave alejandrina que zarpaba para Italia, nos embarcó en ella.
Mateo Chapter 27 Verse 27Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús al pretorio, y reunieron alrededor de él a toda la compañía;
Marcos Chapter 15 Verse 16Entonces los soldados le llevaron dentro del atrio, esto es, al pretorio, y convocaron a toda la compañía.
Juan Chapter 18 Verse 3Judas, pues, tomando una compañía de soldados, y alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas y antorchas, y con armas.
Juan Chapter 18 Verse 12Entonces la compañía de soldados, el tribuno y los alguaciles de los judíos, prendieron a Jesús y le ataron,
Hechos de los Apóstoles Chapter 18 Verse 2Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue a ellos,
Hechos de los Apóstoles Chapter 21 Verse 31Y procurando ellos matarle, se le avisó al tribuno de la compañía, que toda la ciudad de Jerusalén estaba alborotada.
Hechos de los Apóstoles Chapter 27 Verse 3Al otro día llegamos a Sidón; y Julio, tratando humanamente a Pablo, le permitió que fuese a los amigos, para ser atendido por ellos.