Original Verse:
Salmos Chapter 21 Verse 4 Vida te demandó, y se la diste; Largura de días eternamente y para siempre.

Reference Verses:
Salmos Chapter 72 Verse 17 Será su nombre para siempre, Se perpetuará su nombre mientras dure el sol. Benditas serán en él todas las naciones; Lo llamarán bienaventurado.
Salmos Chapter 89 Verse 29 Pondré su descendencia para siempre, Y su trono como los días de los cielos.
Salmos Chapter 89 Verse 36 Su descendencia será para siempre, Y su trono como el sol delante de mí.
Salmos Chapter 16 Verse 11 Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.
Salmos Chapter 61 Verse 5 Porque tú, oh Dios, has oído mis votos; Me has dado la heredad de los que temen tu nombre.
Salmos Chapter 89 Verse 37 Como la luna será firme para siempre, Y como un testigo fiel en el cielo. Selah
Salmos Chapter 91 Verse 16 Lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación.
Apocalipsis Chapter 1 Verse 18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.
Salmos Chapter 13 Verse 3 Mira, respóndeme, oh Jehová Dios mío; Alumbra mis ojos, para que no duerma de muerte;
Salmos Chapter 16 Verse 10 Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción.
Salmos Chapter 119 Verse 77 Vengan a mí tus misericordias, para que viva, Porque tu ley es mi delicia.
Salmos Chapter 119 Verse 175 Viva mi alma y te alabe, Y tus juicios me ayuden.
Salmos Chapter 61 Verse 6 Días sobre días añadirás al rey; Sus años serán como generación y generación.
Salmos Chapter 133 Verse 3 Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.
Salmos Chapter 61 Verse 7 Estará para siempre delante de Dios; Prepara misericordia y verdad para que lo conserven.
Isaias Chapter 38 Verse 1-20 [1] En aquellos días Ezequías enfermó de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás. [2] Entonces volvió Ezequías su rostro a la pared, e hizo oración a Jehová, [3] y dijo: Oh Jehová, te ruego que te acuerdes ahora que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho lo que ha sido agradable delante de tus ojos. Y lloró Ezequías con gran lloro. [4] Entonces vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo: [5] Ve y di a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas; he aquí que yo añado a tus días quince años. [6] Y te libraré a ti y a esta ciudad, de mano del rey de Asiria; y a esta ciudad ampararé. [7] Y esto te será señal de parte de Jehová, que Jehová hará esto que ha dicho: [8] He aquí yo haré volver la sombra por los grados que ha descendido con el sol, en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Y volvió el sol diez grados atrás, por los cuales había ya descendido. [9] Escritura de Ezequías rey de Judá, de cuando enfermó y sanó de su enfermedad: [10] Yo dije: A la mitad de mis días iré a las puertas del Seol; privado soy del resto de mis años. [11] Dije: No veré a JAH, a JAH en la tierra de los vivientes; ya no veré más hombre con los moradores del mundo. [12] Mi morada ha sido movida y traspasada de mí, como tienda de pastor. Como tejedor corté mi vida; me cortará con la enfermedad; me consumirás entre el día y la noche. [13] Contaba yo hasta la mañana. Como un león molió todos mis huesos; de la mañana a la noche me acabarás. [14] Como la grulla y como la golondrina me quejaba; gemía como la paloma; alzaba en alto mis ojos. Jehová, violencia padezco; fortaléceme. [15] ¿Qué diré? El que me lo dijo, él mismo lo ha hecho. Andaré humildemente todos mis años, a causa de aquella amargura de mi alma. [16] Oh Señor, por todas estas cosas los hombres vivirán, y en todas ellas está la vida de mi espíritu; pues tú me restablecerás, y harás que viva. [17] He aquí, amargura grande me sobrevino en la paz, mas a ti agradó librar mi vida del hoyo de corrupción; porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados. [18] Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. [19] El que vive, el que vive, éste te dará alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu verdad a los hijos. [20] Jehová me salvará; por tanto cantaremos nuestros cánticos en la casa de Jehová todos los días de nuestra vida.