Original Verse:
Proverbios Chapter 5 Verse 3 Porque los labios de la mujer extraña destilan miel, Y su paladar es más blando que el aceite;

Reference Verses:
Proverbios Chapter 7 Verse 13 Se asió de él, y le besó. Con semblante descarado le dijo:
Cantar de los Cantares Chapter 4 Verse 11 Como panal de miel destilan tus labios, oh esposa; Miel y leche hay debajo de tu lengua; Y el olor de tus vestidos como el olor del Líbano.
Proverbios Chapter 2 Verse 16 Serás librado de la mujer extraña, De la ajena que halaga con sus palabras,
Proverbios Chapter 5 Verse 20 ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena, Y abrazarás el seno de la extraña?
Proverbios Chapter 7 Verse 5 Para que te guarden de la mujer ajena, Y de la extraña que ablanda sus palabras.
Proverbios Chapter 22 Verse 14 Fosa profunda es la boca de la mujer extraña; Aquel contra el cual Jehová estuviere airado caerá en ella.
Salmos Chapter 55 Verse 21 Los dichos de su boca son más blandos que mantequilla, Pero guerra hay en su corazón; Suaviza sus palabras más que el aceite, Mas ellas son espadas desnudas.
Proverbios Chapter 7 Verse 21 Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, Le obligó con la zalamería de sus labios.
Apocalipsis Chapter 17 Verse 2-6 [2] con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. [3] Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. [4] Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; [5] y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. [6] Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.
Proverbios Chapter 6 Verse 24 Para que te guarden de la mala mujer, De la blandura de la lengua de la mujer extraña.