Original Verse:
Apocalipsis Chapter 1 Verse 3Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

Reference Verses:
Apocalipsis Chapter 22 Verse 7¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.
Lucas Chapter 11 Verse 28Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.
Apocalipsis Chapter 22 Verse 10Y me dijo: No selles las palabras de la profecía de este libro, porque el tiempo está cerca.
Romanos Chapter 13 Verse 11Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.
Santiago Chapter 5 Verse 8Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.
Proverbios Chapter 8 Verse 34 Bienaventurado el hombre que me escucha, Velando a mis puertas cada día, Aguardando a los postes de mis puertas.
Daniel Chapter 12 Verse 12Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.
Daniel Chapter 12 Verse 13Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.
1ra Pedro Chapter 4 Verse 7Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.
Apocalipsis Chapter 22 Verse 6Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor, el Dios de los espíritus de los profetas, ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto.
Apocalipsis Chapter 22 Verse 12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.
Apocalipsis Chapter 22 Verse 20El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.
Santiago Chapter 5 Verse 9Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.
2da Pedro Chapter 3 Verse 8Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.