Original Verse:
Mateo Chapter 9 Verse 5 Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda?

Reference Verses:
Hechos de los Apóstoles Chapter 14 Verse 8-11 [8] Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado. [9] Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado, [10] dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies. Y él saltó, y anduvo. [11] Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzó la voz, diciendo en lengua licaónica: Dioses bajo la semejanza de hombres han descendido a nosotros.
Juan Chapter 5 Verse 8-14 [8] Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. [9] Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día. [10] Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho. [11] El les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda. [12] Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? [13] Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había apartado de la gente que estaba en aquel lugar. [14] Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.
Hechos de los Apóstoles Chapter 9 Verse 34Y le dijo Pedro: Eneas, Jesucristo te sana; levántate, y haz tu cama. Y en seguida se levantó.
Isaias Chapter 35 Verse 5Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán.
Isaias Chapter 35 Verse 6Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad.
Juan Chapter 5 Verse 17Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.
Juan Chapter 5 Verse 18Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.
Hechos de los Apóstoles Chapter 3 Verse 16Y por la fe en su nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su nombre; y la fe que es por él ha dado a éste esta completa sanidad en presencia de todos vosotros.
Hechos de los Apóstoles Chapter 4 Verse 9Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera éste haya sido sanado,
Hechos de los Apóstoles Chapter 4 Verse 10sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano.
Lucas Chapter 5 Verse 23-25 [23] ¿Qué es más fácil, decir: Tus pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? [24] Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. [25] Al instante, levantándose en presencia de ellos, y tomando el lecho en que estaba acostado, se fue a su casa, glorificando a Dios.
Marcos Chapter 2 Verse 9-12 [9] ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? [10] Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): [11] A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. [12] Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.
Hechos de los Apóstoles Chapter 3 Verse 6-11 [6] Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. [7] Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos; [8] y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios. [9] Y todo el pueblo le vio andar y alabar a Dios. [10] Y le reconocían que era el que se sentaba a pedir limosna a la puerta del templo, la Hermosa; y se llenaron de asombro y espanto por lo que le había sucedido. [11] Y teniendo asidos a Pedro y a Juan el cojo que había sido sanado, todo el pueblo, atónito, concurrió a ellos al pórtico que se llama de Salomón.