Original Verse:
Mateo Chapter 26 Verse 57Los que prendieron a Jesús le llevaron al sumo sacerdote Caifás, adonde estaban reunidos los escribas y los ancianos.

Reference Verses:
Juan Chapter 18 Verse 12-14 [12] Entonces la compañía de soldados, el tribuno y los alguaciles de los judíos, prendieron a Jesús y le ataron, [13] y le llevaron primeramente a Anás; porque era suegro de Caifás, que era sumo sacerdote aquel año. [14] Era Caifás el que había dado el consejo a los judíos, de que convenía que un solo hombre muriese por el pueblo.
Juan Chapter 11 Verse 49Entonces Caifás, uno de ellos, sumo sacerdote aquel año, les dijo: Vosotros no sabéis nada;
Salmos Chapter 56 Verse 5 Todos los días ellos pervierten mi causa; Contra mí son todos sus pensamientos para mal.
Salmos Chapter 56 Verse 6 Se reúnen, se esconden, Miran atentamente mis pasos, Como quienes acechan a mi alma.
Marcos Chapter 14 Verse 53-65 [53] Trajeron, pues, a Jesús al sumo sacerdote; y se reunieron todos los principales sacerdotes y los ancianos y los escribas. [54] Y Pedro le siguió de lejos hasta dentro del patio del sumo sacerdote; y estaba sentado con los alguaciles, calentándose al fuego. [55] Y los principales sacerdotes y todo el concilio buscaban testimonio contra Jesús, para entregarle a la muerte; pero no lo hallaban. [56] Porque muchos decían falso testimonio contra él, mas sus testimonios no concordaban. [57] Entonces levantándose unos, dieron falso testimonio contra él, diciendo: [58] Nosotros le hemos oído decir: Yo derribaré este templo hecho a mano, y en tres días edificaré otro hecho sin mano. [59] Pero ni aun así concordaban en el testimonio. [60] Entonces el sumo sacerdote, levantándose en medio, preguntó a Jesús, diciendo: ¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra ti? [61] Mas él callaba, y nada respondía. El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito? [62] Y Jesús le dijo: Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. [63] Entonces el sumo sacerdote, rasgando su vestidura, dijo: ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? [64] Habéis oído la blasfemia; ¿qué os parece? Y todos ellos le condenaron, declarándole ser digno de muerte. [65] Y algunos comenzaron a escupirle, y a cubrirle el rostro y a darle de puñetazos, y a decirle: Profetiza. Y los alguaciles le daban de bofetadas.
Lucas Chapter 22 Verse 54-55 [54] Y prendiéndole, le llevaron, y le condujeron a casa del sumo sacerdote. Y Pedro le seguía de lejos. [55] Y habiendo ellos encendido fuego en medio del patio, se sentaron alrededor; y Pedro se sentó también entre ellos.
Lucas Chapter 22 Verse 63-71 [63] Y los hombres que custodiaban a Jesús se burlaban de él y le golpeaban; [64] y vendándole los ojos, le golpeaban el rostro, y le preguntaban, diciendo: Profetiza, ¿quién es el que te golpeó? [65] Y decían otras muchas cosas injuriándole. [66] Cuando era de día, se juntaron los ancianos del pueblo, los principales sacerdotes y los escribas, y le trajeron al concilio, diciendo: [67] ¿Eres tú el Cristo? Dínoslo. Y les dijo: Si os lo dijere, no creeréis; [68] y también si os preguntare, no me responderéis, ni me soltaréis. [69] Pero desde ahora el Hijo del Hombre se sentará a la diestra del poder de Dios. [70] Dijeron todos: ¿Luego eres tú el Hijo de Dios? Y él les dijo: Vosotros decís que lo soy. [71] Entonces ellos dijeron: ¿Qué más testimonio necesitamos? porque nosotros mismos lo hemos oído de su boca.
Juan Chapter 18 Verse 19-24 [19] Y el sumo sacerdote preguntó a Jesús acerca de sus discípulos y de su doctrina. [20] Jesús le respondió: Yo públicamente he hablado al mundo; siempre he enseñado en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en oculto. [21] ¿Por qué me preguntas a mí? Pregunta a los que han oído, qué les haya yo hablado; he aquí, ellos saben lo que yo he dicho. [22] Cuando Jesús hubo dicho esto, uno de los alguaciles, que estaba allí, le dio una bofetada, diciendo: ¿Así respondes al sumo sacerdote? [23] Jesús le respondió: Si he hablado mal, testifica en qué está el mal; y si bien, ¿por qué me golpeas? [24] Anás entonces le envió atado a Caifás, el sumo sacerdote.