Original Verse:
Salmos Chapter 119 Verse 18 Abre mis ojos, y miraré Las maravillas de tu ley.

Reference Verses:
Hechos de los Apóstoles Chapter 26 Verse 18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.
Efesios Chapter 1 Verse 18alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,
Apocalipsis Chapter 3 Verse 18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.
Isaias Chapter 29 Verse 10-12 [10] Porque Jehová derramó sobre vosotros espíritu de sueño, y cerró los ojos de vuestros profetas, y puso velo sobre las cabezas de vuestros videntes. [11] Y os será toda visión como palabras de libro sellado, el cual si dieren al que sabe leer, y le dijeren: Lee ahora esto; él dirá: No puedo, porque está sellado. [12] Y si se diere el libro al que no sabe leer, diciéndole: Lee ahora esto; él dirá: No sé leer.
Isaias Chapter 29 Verse 18En aquel tiempo los sordos oirán las palabras del libro, y los ojos de los ciegos verán en medio de la oscuridad y de las tinieblas.
Isaias Chapter 35 Verse 5Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán.
Salmos Chapter 119 Verse 96 A toda perfección he visto fin; Amplio sobremanera es tu mandamiento.
Oseas Chapter 8 Verse 12Le escribí las grandezas de mi ley, y fueron tenidas por cosa extraña.
Hebreos Chapter 10 Verse 1Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.
Isaias Chapter 32 Verse 3No se ofuscarán entonces los ojos de los que ven, y los oídos de los oyentes oirán atentos.
Mateo Chapter 13 Verse 13 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.
Mateo Chapter 16 Verse 17Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
Juan Chapter 9 Verse 39Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados.
2do Corintios Chapter 3 Verse 14-18 [14] Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado. [15] Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos. [16] Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará. [17] Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. [18] Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.
2do Corintios Chapter 4 Verse 4-6 [4] en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. [5] Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús. [6] Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.
Efesios Chapter 1 Verse 17para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,
2do Corintios Chapter 3 Verse 13y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido.
Hebreos Chapter 8 Verse 5los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.