Original Verse:
Proverbios Chapter 6 Verse 9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?

Reference Verses:
Proverbios Chapter 1 Verse 22 ¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, Y los burladores desearán el burlar, Y los insensatos aborrecerán la ciencia?
Jeremías Chapter 4 Verse 14Lava tu corazón de maldad, oh Jerusalén, para que seas salva. ¿Hasta cuándo permitirás en medio de ti los pensamientos de iniquidad?
Salmos Chapter 94 Verse 8 Entended, necios del pueblo; Y vosotros, fatuos, ¿cuándo seréis sabios?
Romanos Chapter 13 Verse 11Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.
1ra Tesalonicenses Chapter 5 Verse 2-7 [2] Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; [3] que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. [4] Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. [5] Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. [6] Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. [7] Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.
Juan Chapter 1 Verse 6Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.
Efesios Chapter 5 Verse 14Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.
Proverbios Chapter 19 Verse 15 La pereza hace caer en profundo sueño, Y el alma negligente padecerá hambre.
Proverbios Chapter 10 Verse 5 El que recoge en el verano es hombre entendido; El que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.
Eclesiastés Chapter 4 Verse 5El necio cruza sus manos y come su misma carne.
Proverbios Chapter 6 Verse 6 Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio;
Proverbios Chapter 24 Verse 33-34 [33] Un poco de sueño, cabeceando otro poco, Poniendo mano sobre mano otro poco para dormir; [34] Así vendrá como caminante tu necesidad, Y tu pobreza como hombre armado.