Original Verse:
Proverbios Chapter 2 Verse 2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia,

Reference Verses:
Proverbios Chapter 22 Verse 17-21 [17] Inclina tu oído y oye las palabras de los sabios, Y aplica tu corazón a mi sabiduría; [18] Porque es cosa deliciosa, si las guardares dentro de ti; Si juntamente se afirmaren sobre tus labios. [19] Para que tu confianza sea en Jehová, Te las he hecho saber hoy a ti también. [20] ¿No te he escrito tres veces En consejos y en ciencia, [21] Para hacerte saber la certidumbre de las palabras de verdad, A fin de que vuelvas a llevar palabras de verdad a los que te enviaron?
Eclesiastés Chapter 8 Verse 16Yo, pues, dediqué mi corazón a conocer sabiduría, y a ver la faena que se hace sobre la tierra (porque hay quien ni de noche ni de día ve sueño en sus ojos);
Proverbios Chapter 23 Verse 12 Aplica tu corazón a la enseñanza, Y tus oídos a las palabras de sabiduría.
Proverbios Chapter 18 Verse 1 Su deseo busca el que se desvía, Y se entremete en todo negocio.
Isaias Chapter 55 Verse 3Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.
Salmos Chapter 90 Verse 12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.
Eclesiastés Chapter 7 Verse 25Me volví y fijé mi corazón para saber y examinar e inquirir la sabiduría y la razón, y para conocer la maldad de la insensatez y el desvarío del error.
Eclesiastés Chapter 8 Verse 9Todo esto he visto, y he puesto mi corazón en todo lo que debajo del sol se hace; hay tiempo en que el hombre se enseñorea del hombre para mal suyo.
Salmos Chapter 119 Verse 111 Por heredad he tomado tus testimonios para siempre, Porque son el gozo de mi corazón.
Salmos Chapter 119 Verse 112 Mi corazón incliné a cumplir tus estatutos De continuo, hasta el fin.
Mateo Chapter 13 Verse 9 El que tiene oídos para oír, oiga.
Hechos de los Apóstoles Chapter 17 Verse 11Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.