Original Verse:
Proverbios Chapter 29 Verse 27 Abominación es a los justos el hombre inicuo; Y abominación es al impío el de caminos rectos.

Reference Verses:
Proverbios Chapter 24 Verse 9 El pensamiento del necio es pecado, Y abominación a los hombres el escarnecedor.
Zacarías Chapter 11 Verse 8Y destruí a tres pastores en un mes; pues mi alma se impacientó contra ellos, y también el alma de ellos me aborreció a mí.
Salmos Chapter 119 Verse 115 Apartaos de mí, malignos, Pues yo guardaré los mandamientos de mi Dios.
Juan Chapter 7 Verse 7 No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas.
Juan Chapter 15 Verse 23 El que me aborrece a mí, también a mi Padre aborrece.
Salmos Chapter 6 Verse 8 Apartaos de mí, todos los hacedores de iniquidad; Porque Jehová ha oído la voz de mi lloro.
Proverbios Chapter 13 Verse 19 El deseo cumplido regocija el alma; Pero apartarse del mal es abominación a los necios.
Salmos Chapter 139 Verse 21-22 [21] ¿No odio, oh Jehová, a los que te aborrecen, Y me enardezco contra tus enemigos? [22] Los aborrezco por completo; Los tengo por enemigos.
Salmos Chapter 69 Verse 4 Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza los que me aborrecen sin causa; Se han hecho poderosos mis enemigos, los que me destruyen sin tener por qué. ¿Y he de pagar lo que no robé?
Proverbios Chapter 29 Verse 10 Los hombres sanguinarios aborrecen al perfecto, Mas los rectos buscan su contentamiento.
Mateo Chapter 10 Verse 22 Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
Mateo Chapter 24 Verse 9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
Juan Chapter 15 Verse 18 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros.
Juan Chapter 17 Verse 14 Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
1ra Juan Chapter 3 Verse 13Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece.