Original Verse:
Proverbios Chapter 16 Verse 30 Cierra sus ojos para pensar perversidades; Mueve sus labios, efectúa el mal.

Reference Verses:
Proverbios Chapter 6 Verse 12-14 [12] El hombre malo, el hombre depravado, Es el que anda en perversidad de boca; [13] Que guiña los ojos, que habla con los pies, Que hace señas con los dedos. [14] Perversidades hay en su corazón; anda pensando el mal en todo tiempo; Siembra las discordias.
Proverbios Chapter 16 Verse 27 El hombre perverso cava en busca del mal, Y en sus labios hay como llama de fuego.
Proverbios Chapter 10 Verse 10 El que guiña el ojo acarrea tristeza; Y el necio de labios será castigado.
Isaias Chapter 6 Verse 10Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad.
Mateo Chapter 13 Verse 15 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane.
Juan Chapter 3 Verse 20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas.
Miqueas Chapter 7 Verse 3Para completar la maldad con sus manos, el príncipe demanda, y el juez juzga por recompensa; y el grande habla el antojo de su alma, y lo confirman.
Mateo Chapter 14 Verse 7por lo cual éste le prometió con juramento darle todo lo que pidiese.
Mateo Chapter 14 Verse 8Ella, instruida primero por su madre, dijo: Dame aquí en un plato la cabeza de Juan el Bautista.
Mateo Chapter 27 Verse 23-26 [23] Y el gobernador les dijo: Pues ¿qué mal ha hecho? Pero ellos gritaban aún más, diciendo: ¡Sea crucificado! [24] Viendo Pilato que nada adelantaba, sino que se hacía más alboroto, tomó agua y se lavó las manos delante del pueblo, diciendo: Inocente soy yo de la sangre de este justo; allá vosotros. [25] Y respondiendo todo el pueblo, dijo: Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos. [26] Entonces les soltó a Barrabás; y habiendo azotado a Jesús, le entregó para ser crucificado.