Original Verse:
Mateo Chapter 6 Verse 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

Reference Verses:
2da Crónicas Chapter 9 Verse 20Toda la vajilla del rey Salomón era de oro, y toda la vajilla de la casa del bosque del Líbano, de oro puro. En los días de Salomón la plata no era apreciada.
1ra Reyes Chapter 10 Verse 5-7 [5] asimismo la comida de su mesa, las habitaciones de sus oficiales, el estado y los vestidos de los que le servían, sus maestresalas, y sus holocaustos que ofrecía en la casa de Jehová, se quedó asombrada. [6] Y dijo al rey: Verdad es lo que oí en mi tierra de tus cosas y de tu sabiduría; [7] pero yo no lo creía, hasta que he venido, y mis ojos han visto que ni aun se me dijo la mitad; es mayor tu sabiduría y bien, que la fama que yo había oído.
2da Crónicas Chapter 9 Verse 4-6 [4] Y las viandas de su mesa, las habitaciones de sus oficiales, el estado de sus criados y los vestidos de ellos, sus maestresalas y sus vestidos, y la escalinata por donde subía a la casa de Jehová, se quedó asombrada. [5] Y dijo al rey: Verdad es lo que había oído en mi tierra acerca de tus cosas y de tu sabiduría; [6] Mas yo no creía las palabras de ellos, hasta que he venido, y mis ojos han visto: y he aquí que ni aun la mitad de la grandeza de tu sabiduría me había sido dicha; porque tú superas la fama que yo había oído.
1ra Pedro Chapter 3 Verse 2-5 [2] considerando vuestra conducta casta y respetuosa. [3] Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, [4] sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. [5] Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos;
1st Timoteo Chapter 2 Verse 9Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,
1st Timoteo Chapter 2 Verse 10sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.