Original Verse:
Marcos Chapter 9 Verse 14Cuando llegó a donde estaban los discípulos, vio una gran multitud alrededor de ellos, y escribas que disputaban con ellos.

Reference Verses:
Lucas Chapter 11 Verse 53Diciéndoles él estas cosas, los escribas y los fariseos comenzaron a estrecharle en gran manera, y a provocarle a que hablase de muchas cosas;
Marcos Chapter 2 Verse 6Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones:
Marcos Chapter 12 Verse 14Viniendo ellos, le dijeron: Maestro, sabemos que eres hombre veraz, y que no te cuidas de nadie; porque no miras la apariencia de los hombres, sino que con verdad enseñas el camino de Dios. ¿Es lícito dar tributo a César, o no? ¿Daremos, o no daremos?
Marcos Chapter 11 Verse 28y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas, y quién te dio autoridad para hacer estas cosas?
Lucas Chapter 11 Verse 54acechándole, y procurando cazar alguna palabra de su boca para acusarle.
Hebreos Chapter 12 Verse 3Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.
Mateo Chapter 17 Verse 14-18 [14] Cuando llegaron al gentío, vino a él un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo: [15] Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. [16] Y lo he traído a tus discípulos, pero no le han podido sanar. [17] Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá. [18] Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora.
Lucas Chapter 9 Verse 37-43 [37] Al día siguiente, cuando descendieron del monte, una gran multitud les salió al encuentro. [38] Y he aquí, un hombre de la multitud clamó diciendo: Maestro, te ruego que veas a mi hijo, pues es el único que tengo; [39] y sucede que un espíritu le toma, y de repente da voces, y le sacude con violencia, y le hace echar espuma, y estropeándole, a duras penas se aparta de él. [40] Y rogué a tus discípulos que le echasen fuera, y no pudieron. [41] Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros, y os he de soportar? Trae acá a tu hijo. [42] Y mientras se acercaba el muchacho, el demonio le derribó y le sacudió con violencia; pero Jesús reprendió al espíritu inmundo, y sanó al muchacho, y se lo devolvió a su padre. [43] Y todos se admiraban de la grandeza de Dios. Jesús anuncia otra vez su muerte Y maravillándose todos de todas las cosas que hacía, dijo a sus discípulos: