Original Verse:
Marcos Chapter 6 Verse 22entrando la hija de Herodías, danzó, y agradó a Herodes y a los que estaban con él a la mesa; y el rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras, y yo te lo daré.

Reference Verses:
Mateo Chapter 14 Verse 6Pero cuando se celebraba el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías danzó en medio, y agradó a Herodes,
Isaias Chapter 3 Verse 16-26 [16] Asimismo dice Jehová: Por cuanto las hijas de Sion se ensoberbecen, y andan con cuello erguido y con ojos desvergonzados; cuando andan van danzando, y haciendo son con los pies; [17] por tanto, el Señor raerá la cabeza de las hijas de Sion, y Jehová descubrirá sus vergüenzas. [18] Aquel día quitará el Señor el atavío del calzado, las redecillas, las lunetas, [19] los collares, los pendientes y los brazaletes, [20] las cofias, los atavíos de las piernas, los partidores del pelo, los pomitos de olor y los zarcillos, [21] los anillos, y los joyeles de las narices, [22] las ropas de gala, los mantoncillos, los velos, las bolsas, [23] los espejos, el lino fino, las gasas y los tocados. [24] Y en lugar de los perfumes aromáticos vendrá hediondez; y cuerda en lugar de cinturón, y cabeza rapada en lugar de la compostura del cabello; en lugar de ropa de gala ceñimiento de cilicio, y quemadura en vez de hermosura. [25] Tus varones caerán a espada, y tu fuerza en la guerra. [26] Sus puertas se entristecerán y enlutarán, y ella, desamparada, se sentará en tierra.
Ester Chapter 1 Verse 10-12 [10] El séptimo día, estando el corazón del rey alegre del vino, mandó a Mehumán, Bizta, Harbona, Bigta, Abagta, Zetar y Carcas, siete eunucos que servían delante del rey Asuero, [11] que trajesen a la reina Vasti a la presencia del rey con la corona regia, para mostrar a los pueblos y a los príncipes su belleza; porque era hermosa. [12] Mas la reina Vasti no quiso comparecer a la orden del rey enviada por medio de los eunucos; y el rey se enojó mucho, y se encendió en ira.
Daniel Chapter 5 Verse 2Belsasar, con el gusto del vino, mandó que trajesen los vasos de oro y de plata que Nabucodonosor su padre había traído del templo de Jerusalén, para que bebiesen en ellos el rey y sus grandes, sus mujeres y sus concubinas.