Original Verse:
Marcos Chapter 1 Verse 12Y luego el Espíritu le impulsó al desierto.

Reference Verses:
Marcos Chapter 4 Verse 1-11 [1] Otra vez comenzó Jesús a enseñar junto al mar, y se reunió alrededor de él mucha gente, tanto que entrando en una barca, se sentó en ella en el mar; y toda la gente estaba en tierra junto al mar. [2] Y les enseñaba por parábolas muchas cosas, y les decía en su doctrina: [3] Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar; [4] y al sembrar, aconteció que una parte cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron. [5] Otra parte cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra. [6] Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. [7] Otra parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto. [8] Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno. [9] Entonces les dijo: El que tiene oídos para oír, oiga. [10] Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola. [11] Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas;
Lucas Chapter 4 Verse 1-13 [1] Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto [2] por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre. [3] Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí a esta piedra que se convierta en pan. [4] Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios. [5] Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. [6] Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. [7] Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. [8] Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás. [9] Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo; [10] porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden; [11] y, En las manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. [12] Respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: No tentarás al Señor tu Dios. [13] Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo.