Original Verse:
Marcos Chapter 13 Verse 33 Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo.

Reference Verses:
Mateo Chapter 25 Verse 13 Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.
Efesios Chapter 6 Verse 18orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;
Colosenses Chapter 4 Verse 2Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;
Lucas Chapter 12 Verse 40 Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá.
Apocalipsis Chapter 3 Verse 3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.
Marcos Chapter 13 Verse 35 Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana;
Lucas Chapter 21 Verse 34-36 [34] Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. [35] Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. [36] Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.
Marcos Chapter 13 Verse 23 Mas vosotros mirad; os lo he dicho todo antes.
1ra Pedro Chapter 4 Verse 7Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.
Mateo Chapter 24 Verse 42-44 [42] Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. [43] Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. [44] Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.
Hebreos Chapter 12 Verse 15Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;
1ra Pedro Chapter 5 Verse 8Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
Mateo Chapter 26 Verse 40Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora?
Romanos Chapter 13 Verse 11Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.
1ra Tesalonicenses Chapter 5 Verse 5-8 [5] Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. [6] Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. [7] Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. [8] Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.
Marcos Chapter 14 Verse 38 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.
Mateo Chapter 26 Verse 41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.
1ro Corintios Chapter 16 Verse 13Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.
Marcos Chapter 14 Verse 37Vino luego y los halló durmiendo; y dijo a Pedro: Simón, ¿duermes? ¿No has podido velar una hora?
Apocalipsis Chapter 3 Verse 2 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.
Apocalipsis Chapter 16 Verse 15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.
Romanos Chapter 13 Verse 12La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz.
Romanos Chapter 13 Verse 14sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.