Original Verse:
Lucas Chapter 9 Verse 62Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.

Reference Verses:
Filipenses Chapter 3 Verse 13Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,
2da Pedro Chapter 2 Verse 20-22 [20] Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. [21] Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. [22] Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.
Lucas Chapter 17 Verse 31 En aquel día, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás.
Lucas Chapter 17 Verse 32 Acordaos de la mujer de Lot.
Salmos Chapter 78 Verse 8 Y no sean como sus padres, Generación contumaz y rebelde; Generación que no dispuso su corazón, Ni fue fiel para con Dios su espíritu.
Salmos Chapter 78 Verse 9 Los hijos de Efraín, arqueros armados, Volvieron las espaldas en el día de la batalla.
Hechos de los Apóstoles Chapter 15 Verse 37Y Bernabé quería que llevasen consigo a Juan, el que tenía por sobrenombre Marcos;
Hechos de los Apóstoles Chapter 15 Verse 38pero a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia, y no había ido con ellos a la obra.
2nd Timoteo Chapter 4 Verse 10porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia.
Hebreos Chapter 10 Verse 38 Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.
Santiago Chapter 1 Verse 6-8 [6] Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. [7] No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. [8] El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.