Original Verse:
Lucas Chapter 9 Verse 37Al día siguiente, cuando descendieron del monte, una gran multitud les salió al encuentro.

Reference Verses:
Marcos Chapter 9 Verse 14-27 [14] Cuando llegó a donde estaban los discípulos, vio una gran multitud alrededor de ellos, y escribas que disputaban con ellos. [15] Y en seguida toda la gente, viéndole, se asombró, y corriendo a él, le saludaron. [16] El les preguntó: ¿Qué disputáis con ellos? [17] Y respondiendo uno de la multitud, dijo: Maestro, traje a ti mi hijo, que tiene un espíritu mudo, [18] el cual, dondequiera que le toma, le sacude; y echa espumarajos, y cruje los dientes, y se va secando; y dije a tus discípulos que lo echasen fuera, y no pudieron. [19] Y respondiendo él, les dijo: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo. [20] Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos. [21] Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño. [22] Y muchas veces le echa en el fuego y en el agua, para matarle; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos. [23] Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. [24] E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad. [25] Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él. [26] Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndole con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: Está muerto. [27] Pero Jesús, tomándole de la mano, le enderezó; y se levantó.
Mateo Chapter 17 Verse 14-21 [14] Cuando llegaron al gentío, vino a él un hombre que se arrodilló delante de él, diciendo: [15] Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. [16] Y lo he traído a tus discípulos, pero no le han podido sanar. [17] Respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá. [18] Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora. [19] Viniendo entonces los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera? [20] Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. [21] Pero este género no sale sino con oración y ayuno.