Original Verse:
Jeremías Chapter 51 Verse 54 ¡Oyese el clamor de Babilonia, y el gran quebrantamiento de la tierra de los caldeos!

Reference Verses:
Jeremías Chapter 50 Verse 22Estruendo de guerra en la tierra, y quebrantamiento grande.
Sofonías Chapter 1 Verse 10Y habrá en aquel día, dice Jehová, voz de clamor desde la puerta del Pescado, y aullido desde la segunda puerta, y gran quebrantamiento desde los collados.
Jeremías Chapter 48 Verse 3-5 [3] ¡Voz de clamor de Horonaim, destrucción y gran quebrantamiento! [4] Moab fue quebrantada; hicieron que se oyese el clamor de sus pequeños. [5] Porque a la subida de Luhit con llanto subirá el que llora; porque a la bajada de Horonaim los enemigos oyeron clamor de quebranto.
Jeremías Chapter 50 Verse 46Al grito de la toma de Babilonia la tierra tembló, y el clamor se oyó entre las naciones.
Jeremías Chapter 50 Verse 43Oyó la noticia el rey de Babilonia, y sus manos se debilitaron; angustia le tomó, dolor como de mujer de parto.
Isaias Chapter 13 Verse 6-9 [6] Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso. [7] Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre, [8] y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas. [9] He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.
Isaias Chapter 15 Verse 5Mi corazón dará gritos por Moab; sus fugitivos huirán hasta Zoar, como novilla de tres años. Por la cuesta de Luhit subirán llorando, y levantarán grito de quebrantamiento por el camino de Horonaim.
Jeremías Chapter 50 Verse 27Matad a todos sus novillos; que vayan al matadero. ¡Ay de ellos! pues ha venido su día, el tiempo de su castigo.
Apocalipsis Chapter 18 Verse 17-19 [17] Porque en una hora han sido consumidas tantas riquezas. Y todo piloto, y todos los que viajan en naves, y marineros, y todos los que trabajan en el mar, se pararon lejos; [18] y viendo el humo de su incendio, dieron voces, diciendo: ¿Qué ciudad era semejante a esta gran ciudad? [19] Y echaron polvo sobre sus cabezas, y dieron voces, llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay de la gran ciudad, en la cual todos los que tenían naves en el mar se habían enriquecido de sus riquezas; pues en una hora ha sido desolada!