Original Verse:
Jeremías Chapter 49 Verse 25 ¡Cómo dejaron a la ciudad tan alabada, la ciudad de mi gozo!

Reference Verses:
Jeremías Chapter 33 Verse 9Y me será a mí por nombre de gozo, de alabanza y de gloria, entre todas las naciones de la tierra, que habrán oído todo el bien que yo les hago; y temerán y temblarán de todo el bien y de toda la paz que yo les haré.
Jeremías Chapter 51 Verse 41 ¡Cómo fue apresada Babilonia, y fue tomada la que era alabada por toda la tierra! ¡Cómo vino a ser Babilonia objeto de espanto entre las naciones!
Jeremías Chapter 48 Verse 2No se alabará ya más Moab; en Hesbón maquinaron mal contra ella, diciendo: Venid, y quitémosla de entre las naciones. También tú, Madmena, serás cortada; espada irá en pos de ti.
Apocalipsis Chapter 18 Verse 10parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!
Jeremías Chapter 48 Verse 39 ¡Lamentad! ¡Cómo ha sido quebrantado! ¡Cómo volvió la espalda Moab, y fue avergonzado! Fue Moab objeto de escarnio y de espanto a todos los que están en sus alrededores.
Salmos Chapter 37 Verse 35 Vi yo al impío sumamente enaltecido, Y que se extendía como laurel verde.
Salmos Chapter 37 Verse 36 Pero él pasó, y he aquí ya no estaba; Lo busqué, y no fue hallado.
Isaias Chapter 1 Verse 26Restauraré tus jueces como al principio, y tus consejeros como eran antes; entonces te llamarán Ciudad de justicia, Ciudad fiel.
Isaias Chapter 14 Verse 4-6 [4] pronunciarás este proverbio contra el rey de Babilonia, y dirás: ¡Cómo paró el opresor, cómo acabó la ciudad codiciosa de oro! [5] Quebrantó Jehová el báculo de los impíos, el cetro de los señores; [6] el que hería a los pueblos con furor, con llaga permanente, el que se enseñoreaba de las naciones con ira, y las perseguía con crueldad.
Daniel Chapter 4 Verse 30habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?
Apocalipsis Chapter 18 Verse 16y diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad, que estaba vestida de lino fino, de púrpura y de escarlata, y estaba adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas!