Original Verse:
1ra Juan Chapter 3 Verse 21Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios;

Reference Verses:
1ra Juan Chapter 2 Verse 28Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.
1ra Juan Chapter 4 Verse 17En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.
Hebreos Chapter 4 Verse 16Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.
Job Chapter 27 Verse 6 Mi justicia tengo asida, y no la cederé; No me reprochará mi corazón en todos mis días.
Job Chapter 22 Verse 26 Porque entonces te deleitarás en el Omnipotente, Y alzarás a Dios tu rostro.
Salmos Chapter 101 Verse 2 Entenderé el camino de la perfección Cuando vengas a mí. En la integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa.
2do Corintios Chapter 1 Verse 12Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros.
Hebreos Chapter 10 Verse 22acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.
Salmos Chapter 7 Verse 3-5 [3] Jehová Dios mío, si yo he hecho esto, Si hay en mis manos iniquidad; [4] Si he dado mal pago al que estaba en paz conmigo (Antes he libertado al que sin causa era mi enemigo), [5] Persiga el enemigo mi alma, y alcáncela; Huelle en tierra mi vida, Y mi honra ponga en el polvo. Selah
1ro Corintios Chapter 4 Verse 4Porque aunque de nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado; pero el que me juzga es el Señor.
1st Timoteo Chapter 2 Verse 8Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.
Romanos Chapter 14 Verse 22¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios. Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.